Pablo Mackenna Dörr

Pablo  Mackenna Dörr

Pablo Mackenna Dörr, inocente.

Forma de Término del Caso: Sobreseimiento por Inocencia

Región: Valparaíso

Fecha Inicio Causa: 04/02/2013

Fecha Exoneración: 06/03/2013

Nombre del Defensor: Anton Carrasco Guzmán

Exonerado Indemnizado: No

Causa del Error: Declaración Falsa

Verdadero Autor: No existe delito

Tiempo en Prisión Preventiva: 48 horas detenido con plazo de detención ampliado

Pablo Mackenna Dörr

Los hechos
En febrero de 2013, Pablo Mackenna Dörr visitó el Casino de Viña del Mar. Tras jugar en el segundo piso del recinto, cerca de las dos de la madrugada decidió retirarse y se dirigió hacia la salida. Mientras avanzaba observó a una menor sentada en las escaleras, quien se encontraba sola, sin el cuidado de un adulto.

Preocupado por la situación, se acercó a la niña y se sentó a su lado, con la finalidad de preguntarle si estaba bien, por qué estaba sola y saber si necesitaba alguna ayuda. Esto implicó que luego se le imputara el delito de abuso sexual contra la menor, quien posteriormente habría sido influenciada por su madre para declarar que Pablo Mackenna le habría realizado tocaciones de connotación sexual.

Mackenna fue detenido esa misma noche en las afueras del Casino. Mientras esperaba sentado en las escaleras exteriores del recinto que lo pasaran a buscar, de pronto una mujer le lanzó una patada en la espalda y le gritó "abusador, qué le hiciste a mi hija". Pablo Mackenna Dörr fue detenido por los guardias del casino y posteriormente entregado a la policía, para luego ser trasladado al tribunal de Viña del Mar varias horas después.

Detención e imputación por abuso sexual

Para la audiencia de control de detención, la defensa pública de Mackenna contaba con los nombres de dos testigos que daban cuenta de su inocencia. También estaban disponibles las grabaciones de las cámaras del Casino, que habían registrado desde distintos ángulos lo ocurrido. Sin embargo, el tribunal accedió a la solicitud de ampliar la detención hasta 48 horas, con el objetivo de esperar los resultados de las pericias practicadas a las imágenes en cuestión, ya que según planteó la fiscalía la calidad de ellas era un tanto difusa.

Una vez realizado este trabajo, las pericias indicaron que Mackenna permaneció apenas durante 16 segundos al lado de la niña, aunque según su conclusión "es posible determinar que el sujeto destacado se sienta junto a la menor manteniendo aparentemente sus manos entre sus piernas, hasta que su mano derecha la dirige a quien correspondería a la afectada, instante en que cae un objeto entre las piernas del individuo, quien lo recoge con su mano derecha para posteriormente retirarse del lugar". Estos elementos fueron suficientes para formalizar a Pablo Mackenna por el delito de abuso sexual, por lo cual quedó con medidas cautelares que restringieron su libertad.

Apelación y cierre del caso

Tales medidas se mantuvieron hasta que, a mediados de enero, la defensa de Mackenna recurrió a la Corte de Apelaciones, con la finalidad de revocar las restricciones que afectaban su libertad. Se argumentó que los testigos de la defensa eran piezas claves para aclarar los hechos, porque uno de ellos sostenía que había presenciado de manera frontal el contacto que Mackenna tuvo con la niña -algo que las cámaras registraron desde un ángulo oblicuo y lateral-, mientras que el segundo testigo dijo haber escuchado -ya en las afueras del establecimiento- el momento en que la niña le decía a su madre "no, si me tocó aquí no más", indicando su rodilla.

Una última testigo declaró haber presenciado cuando efectivamente Pablo Mackenna le tocó el hombro y la rodilla a la niña, momento en que quedó con la clara impresión de que el imputado se preocupó al verla sola a esa hora de la madrugada y que por esa razón se le acercó.

Finalmente la defensa dijo que en su segunda declaración la menor ya desdibujaba los hechos, pues presentaba contradicciones respecto de sus primeros dichos. Al mismo tiempo, la propia fiscalía señaló que en la declaración de la niña no se apreciaban actos realizados por Mackenna que revistieran significación y relevancia sexual, a partir de lo cual dejó la mantención de las medidas cautelares al criterio de los ministros de la Corte de Apelaciones, quienes de forma unánime revocaron las medidas cautelares.

Finalmente, Pablo Mackenna Dörr fue sobreseído definitivamente del delito de abuso sexual, en atención a que su acercamiento a la menor nunca constituyó delito alguno.

Ver causa de error: declaración falsa