Mauricio Pardo Vallejos, J. B.S., R. A. P., y Y.G.P

Mauricio Pardo Vallejos,  J. B.S., R. A. P., y Y.G.P

Mauricio Pardo Vallejos.

Forma de Término del Caso: Sobreseimiento por Inocencia

Región: Metropolitana

Fecha Inicio Causa: 23/10/2008

Fecha Exoneración: 07/01/2010

Nombre del Defensor: Viviana Castel y Leonardo Di Doménico

Exonerado Indemnizado: No

Causa del Error: Identificación Errónea

Verdadero Autor: Si

Tiempo en Prisión Preventiva: 120 días

Mauricio Pardo Vallejos

J.B.S

R.A.P

Y.G.P

Los hechos

En octubre de 2008 una conocida pizzería de Santiago fue asaltada en dos oportunidades por cuatro sujetos, quienes premunidos con un arma de fuego tipo revólver y un cuchillo intimidaron a la cajera y a las empleadas del lugar, para luego sustraer las sumas recaudadas esos dos días. Según lo señalado a la policía por un cuidador de autos del sector, los asaltantes se habrían dado a la fuga en un automóvil de color blanco. Este solo dato fue el que vinculó inicialmente a Mauricio Pardo y a sus tres amigos R.A.P., J.B.S. y Y.G.P. con ambos asaltos, ya que dos de los jóvenes se encontraban estacionados en un vehículo de similares características y del mismo color.

La detención y el reconocimiento

A los pocos minutos del asalto la policía informó a otros radiopatrullas que los asaltantes habrían huido en un vehículo de color blanco, de modo que todos comenzaron la búsqueda de éste. Ese día Mauricio Pardo no había asistido al instituto donde estudiaba mecánica automotriz, pues una operación dental lo mantenía con licencia médica. En un momento decidió tomar su automóvil de color blanco y concurrir hasta la casa de su amigo R.A.P, donde además se encontraban J.B.S, Y. G.P y R.A.P. Los jóvenes habían acordado esa noche reunirse para jugar videos en la casa de R.A.P.

Pero la historia se vio dramáticamente alterada mientras Mauricio y Y.G.P se encontraban al interior del automóvil y estacionados en el frontis de la casa de R.A.P. En ese momento personal policial los bajó del vehículo, registró el automóvil e ingresó al domicilio de su amigo, donde además fueron detenidos J.B.S y RA.P. En el domicilio también se encontraba la madre de R.A.P., quien le explicó a los policías que los jóvenes se habían reunido con fines recreativos, que estudiaban y trabajaban, y que nada tenían que ver con un asalto.

Una hora después del asalto, efectivos policiales trasladaron a tres de las víctimas hasta la casa de R.A.P, donde los jóvenes se mantenían detenidos, con la finalidad de practicar allí mismo una diligencia de reconocimiento, al margen de estándares mínimos que permitieran darle credibilidad a ese acto.

En esa oportunidad las víctimas reconocieron a los cuatro jóvenes como los autores de los dos asaltos a la pizzería e incluso describieron las funciones que cada uno de ellos habría desarrollado en el contexto de ambos robos. Al día siguiente los jóvenes fueron formalizados por el delito de robo con violencia y quedaron privados de libertad, contexto en que se argumentó que las patentes del auto de Mauricio Pardo estaban dobladas y alteradas con el objetivo de eludir responsabilidades, algo que la defensa estimó excesivo, ya que sólo una de las patentes estaba un tanto doblada, pero sólo por la mala mantención del vehículo.

La defensa

La defensa que asumió la representación de los jóvenes reunió antecedentes y documentos que acreditaban que los cuatro jóvenes detenidos no evidenciaban un perfil delincuencial, pues trabajaban o cursaban sus estudios normalmente y contaban con arraigo social y familiar. Una vez que los imputados se entrevistaron con su defensa entregaron versiones creíbles y acreditables respecto de las actividades que habían realizado ese día y también los anteriores. Con estos antecedentes, la defensa solicitó revocar la prisión preventiva de todos ellos, pero no logró su objetivo.

Vuelco en el caso

Sin embargo, pese a que los jóvenes se encontraban encarcelados, los asaltos siguieron ocurriendo. De hecho, la misma pizzería fue robada nuevamente y otros cuatro sujetos fueron detenidos como responsables del nuevo asalto. Ante este hecho, la defensa de los protagonistas de este caso solicitó al fiscal a cargo de la causa realizar una nueva diligencia de reconocimiento, esta vez en una rueda de sospechosos que resguardara las exigencias protocolares adecuadas para validar sus resultados.

Además de incluir a Mauricio Pardo, J.B.S y Y.G.P, la diligencia también incorporó a los cuatro sujetos detenidos en el último asalto. Tanto las víctimas como incluso nuevos testigos reconocieron con un cien por ciento de seguridad y como los verdaderos autores de todos los atracos a los últimos sujetos detenidos, a quienes además se les encontró un revólver plateado muy característico, que también había sido descrito por las víctimas y reconocido por ellas como el arma utilizada para realizar todos los asaltos perpetrados en la pizzería.

Tras permanecer 25 días privados de libertad por un delito que no cometieron, Mauricio Pardo y R.A.P., J.B.S., y Y.G.P fueron liberados y luego sobreseídos definitivamente por su inocencia.

Ver causa de error: Identificación errónea