Brian Javier Urrutia Luengo

Brian Javier Urrutia Luengo

Brian Urrutia

Forma de Término del Caso: Sobreseimiento por Inocencia

Región: Metropolitana

Fecha Inicio Causa: 07/06/2015

Fecha Exoneración: 25/09/2015

Nombre del Defensor: Solange Navarro

Exonerado Indemnizado: No

Causa del Error: Declaración Falsa

Verdadero Autor: No

Tiempo en Prisión Preventiva: 3 meses y 3 días. Desde 22 de junio al 25 de septiembre de 2015.

Un reconocimiento errado hizo que un joven carnicero sin antecedentes penales pase tres meses en prisión preventiva mientras se le investigaba por supuestamente haber disparado cuatro veces a una persona en la Pintana.

Noventa y tres días en la cárcel fue el costo que Brian Urrutia, de 23 años, asumió por vivir en frente de uno de los sospechosos de balear a una persona en la Pintana. Afortunadamente en su caso la defensa pudo lograr que sea sobreseído por inocencia luego de que se comprobara que no fue la persona que le disparó a Christofer Rojas Barrera en junio de 2015.

La historia de Brian comenzó un lunes a las siete de la mañana cuando, cuando como todos los días se alistaba para ir a la sucursal de Carnes RV de La Florida, donde por más de 5 años trabaja como asistente de carnicero, labor que le permite mantener a su madre y a sus dos hermanos.  Ese día él fue detenido por un hecho ocurrido 15 días antes y en el que él no participó.   

El crimen

El siete de junio a las 15 horas Christofer Rojas fue baleado por un sujeto en la esquina de Julio Barrenechea con José Edwards Bello, en La Pintana. Rojas se encontraba junto a un amigo afuera de una botillería cuando dos personas se acercaron a ellos y uno le disparó en cuatro oportunidades.  La víctima, que terminó con lesiones graves, fue trasladada hasta un centro de salud. El único testigo de la agresión identificó a los dos hombres diciendo que eran conocidos como el guatón Memo y el Tatán y que el primero de ellos había sido el que disparó. Esta declaración llevó a que la policía busque a los responsables. Por la declaración falsa de un testigo llegaron hasta a la casa de la madre de Brian buscando al hombre apodado Memo y aprehendieron a Brian. 

De ahí en adelante este fue formalizado y dejado en prisión preventiva por más de tres meses como supuesto autor de homicidio frustrado. Todo esto a pesar de que a la hora el delito estaba trabajando en la carnicería, que su firma constaba en el libro de asistencia y de que tenía una decena de testigos dispuestos a declarar a su favor. Sólo la declaración de la víctima, que dijo que el autor de los disparos fue otra persona,  prestada varios meses después cuando fue dado de alta del hospital en el que permaneció a raíz de sus graves heridas permitieron que el Ministerio Público decidiera no perseverar en su contra. 

Luego de esto la defensa logró que el Juzgado de Garantía decretara el sobreseimiento definitivo de la causa por inocencia de Brian, tomando en cuenta como prueba principal el nombre y las fotografías del verdadero autor reconocido por la víctima.