Falsa Confesión

Falsa Confesión

Falsa confesión:

Son declaraciones falsas de imputados que se auto incriminan. Se puede deber a diferentes causas. A modo de ejemplo:

  • Confesiones de personas con discapacidad mental o trastornos siquiátricos.
  • Confesiones en estado de embriaguez o con consumo de otras drogas.
  • Confesiones de menores de edad altamente sugestionables.
  • Confesiones de persona sometidas a extensos interrogatorios.
  • Confesiones de personas sometidas a coacción, amenaza o engaño.

Con demasiada frecuencia, casos de la mayor importancia se declaran 'resueltos' en virtud de una confesión, pero muchos imputados sostienen que no han realizado confesiones o que lo han hecho de manera forzada. Tales argumentaciones suelen ser descartadas por nuestros tribunales, porque en los hechos los policías o fiscales no deben probar que antes y durante las confesiones se han resguardado todos los derechos del imputado.

Basta la firma del imputado para trasladar el peso de la prueba a quien alega la omisión o infracción de garantías fundamentales. Estos graves cuestionamientos se evitarían si se grabaran las declaraciones y confesiones de los imputados. Con estos registros -que, por lo demás, cumplirían con las abandonadas exigencias del artículo 227 del Código Procesal Penal, de fidelidad e integridad en el registro de las actuaciones- quedaría claro el cumplimiento de la obligación de la lectura de derechos, la voluntariedad de la confesión y el contenido exacto de la misma. Hoy en Chile existen todos los medios para hacerlo a costos marginales.

Casos especialmente a considerar son, por ejemplo, las confesiones obtenidas de menores de edad, porque los niños pueden ser fácilmente manipulados y no siempre están totalmente conscientes de su situación. O jóvenes y adultos que generalmente están convencidos de que 'pueden ir a casa' una vez que admiten su culpabilidad. O personas con discapacidad mental que han confesado falsamente, debido a que se sienten obligados a complacer y estar de acuerdo con la autoridad.

En general, los funcionarios que realizan diligencias o procedimientos de interrogación reciben algún tipo de capacitación para interrogar a sospechosos de sufrir discapacidad mental. También son factores claves la disminución de la capacidad física, el deterioro mental, la ignorancia de la ley, el temor a la violencia y/o a la imposición efectiva de daño físico, la amenaza de una sentencia severa y, por último, la incomprensión de la situación.

Ver nota de prensa de un caso de auto incriminación falsa en Suecia
“Exoneran de todo crimen a un histórico asesino en serie”

Ver publicaciones sobre auto incriminación falsa