Columna de opinión: Proyecto Inocentes

Rodrigo Jaque Inostroza, Asesor Jurídico (s) Defensoría Regional del Maule.

Rodrigo Jaque Inostroza

Asesor Jurídico (s) Defensoría Regional del Maule

De la última cuenta pública de la Defensoría Penal Pública en el Maule, bien vale destacar dos cifras: en el año 2016, un 28,8 por ciento del total de juicios realizados, tuvieron como resultado una absolución, esto es 230 personas fueron declaradas inocentes de los cargos formulados en su contra; otra, en el mismo año hubo 114 personas que se mantuvieron en prisión preventiva mientras su causa se tramitó, siendo estas personas finalmente absueltas o no fueron condenados finalmente. En ambos casos con un evidente perjuicio para quien fue imputado por un crimen, simple delito o falta, y en algunos, viéndose incluso limitado su derecho más básico y fundamental, su libertad.

Así, como servicio público que presta defensa penal, tenemos entre otros, el compromiso de estar interesados en los problemas de los imputados cuando finalmente se comprueba su inocencia, sea cuando efectivamente la persona no participó en el hecho, porque apareció una prueba que lo exculpa u otra persona confiesa que lo ha cometido.

En razón de esto último surge el Proyecto Inocentes de la Defensoría Penal Pública, como una idea inspirada en experiencias de otros países que pretende evidenciar a la sociedad y a las autoridades, a través de casos concretos ocurridos en nuestro país, que el sistema de justicia puede cometer errores y que es necesario corregir algunas situaciones puntuales en la investigación durante la tramitación de la causa; también pretende ser un lugar público de reconocimiento permanente para aquellas personas que han sido injustamente involucradas en estos casos con una divulgación de su situación de inocencia, vitrina inexistente en nuestro país antes de esta iniciativa.

Como parte del sistema de justicia analizamos nuestras acciones con una visión crítica buscando perfeccionar progresivamente nuestro medio de enjuiciamiento criminal y así evitar que inocentes estén en la cárcel. Cabe entonces precisar las causas de error más recurrentes: identificación errónea, declaración falsa, falsa confesión, error pericial o ciencia limitada, mala conducta de agentes del Estado y mala conducta del defensor. La página web www.proyectoinocentes.cl presenta sus casos más emblemáticos.