84 inocentes estuvieron tras las rejas desde el año 2014 (*)  14/09/2015

El 27 de agosto de 2013 nació el programa inspirado en Innocence project de Estados Unidos.

El 27 de agosto de 2013 nació el programa inspirado en Innocence project de Estados Unidos.

Un chofer de taxi colectivo que una mañana aceptó llevar a dos pasajeros unas cuadras más allá del recorrido de su línea, sin sospechar que esa decisión significaría que la policía le atribuyera la calidad de cómplice de estos dos ocupantes, quienes iban a buscar droga sin notar que eran vigilados y seguidos desde cerca por las policías.

Santiago Galleguillos, quien trabajaba en un oficio tan común en Arica como el de conductor de taxi colectivo, permaneció 204 días privado de su libertad en la cárcel, hasta que un tribunal dictaminó su inocencia.

Ésta es sólo una de las historias de varios ariqueños que estuvieron injustamente en prisión preventiva por un delito que no cometieron y que hoy son parte del "Proyecto Inocentes", creado por la Defensoría Penal Pública, y que busca reparar, en parte, el daño que sufren las personas que siendo inocentes, fueron encarceladas.

ASÍ NACE

El 27 de agosto de 2013 vio la luz el "Proyecto Inocentes", iniciativa que surgió inspirada en trabajos realizados por organizaciones internacionales, tal como Innocence Project (Proyecto Inocencia) de Estados Unidos.

El proyecto busca imponer nuevos desafíos para mejorar ciertas prácticas, hábitos y rutinas de trabajo de los principales actores del sistema penal, con el propósito final de construir una mejor justicia para todas las personas.

REALIDAD REGIONAL

En la región, desde el año 2014 hasta la fecha, se han presentado 985 casos de personas no condenadas, que han sido inocentes.

Pero ahora lo más dramático es que de estos 985 casos, 84 personas han sido, inocentes o no, condenadas y han quedado privadas de libertad en una cárcel a nivel país.

En 2014, de un total de 516 casos, 46 personas fueron encarceladas injustamente, y 2015 lleva 36 personas inocentes en prisión preventiva o internación provisoria entre 0 y 6 meses o más, cumpliéndose un cifra alarmante, a pesar de que todavía no termina el año.

REALIDAD NACIONAL

Del total de causa - imputado terminadas en el período 2014, hay 45.129 causa - imputado identificadas como inocentes o no condenados, equivalentes al 13,0% del total de términos 2014. De esas personas, 2.462 fueron privadas de libertad en circunstancias que eran inocentes o fueron absueltas de los delitos. Es decir les fue decretada como medida cautelar prisión preventiva o internación provisoria (siendo en un 34,4% de una duración de 0 a 15 días, un 48,5% de una duración de 16 días a 6 meses y un 17,1% de una duración de 6 meses o más).

CASOS EN EL PROYECTO

El Proyecto Inocentes ha reunido hasta ahora 44 casos de personas que estuvieron encarceladas injustamente. 43 estuvieron en prisión preventiva y luego se comprobó que no eran culpables (privadas de libertad y luego absueltas) y, además se suma el caso de Julio Robles, quien logró su libertad mientras estaba cumpliendo su condena. Todos ellos fueron publicados en la página web www.proyectoinocentes.cl y presentados a la comunidad a través de los medios de comunicación.

"El Proyecto Inocentes es fundamental para la Defensoría Penal Pública, institución que debe prestar defensa penal de calidad a todas las personas que sean investigadas por un delito. Este objetivo se vuelve más significativo para la comunidad cuando damos a conocer que lo que está detrás de esta misión incluye evitar que existan personas inocentes en las cárceles, ya que esto genera un daño muy profundo para las personas y además genera un espacio de impunidad al dejar al verdadero culpable en libertad", comenta el defensor regional, Claudio Gálvez Giordano.

En tanto, el Proyecto Inocentes, promueve la justicia en Chile y ayuda a disminuir la impunidad, porque al mostrar los errores el sistema puede aprender de ello, evitando que una persona inocente vaya a la cárcel y el culpable quede en libertad.

"Es decir, buscamos ser una instancia de reparación del daño público que se le hizo a una persona inocente, entendiendo que muchas veces, a pesar de que los tribunales determinan que no cometió el delito por el que se le acusó, es condenada públicamente por la sociedad e incluso por sus círculos cercanos", explica el defensor nacional, Andrés Mahnke.

ERRORES MÁS COMUNES

La mayoría de las equivocaciones ocurren producto de la identificación errónea de los imputados.

Esto se produce por un mal reconocimiento de la víctima (producto de su confusión, del estrés o de las condiciones ambientales que existían al momento del delito), o porque el procedimiento en sí fue mal hecho. En esta última categoría se encuentran los reconocimientos inducidos o los que son técnicamente deficientes, por ejemplo porque no contaban con un set fotográfico actualizado o que cumpliera estándares mínimos que permitieran a la víctima realizar una buena identificación.

El segundo error más frecuente es la declaración falsa. Esta se da comúnmente en los delitos sexuales, donde algunas víctimas lo hacen por motivos de venganza o peleas, para obtener beneficios, para ocultar una situación reprochable o por trastornos siquiátricos.

Las causas de error que generalmente se identifican en los casos que son ingresados al Proyecto inocentes se clasifican en:

- Identificación Errónea.

- Declaración Falsa

- Falsa Confesión.

- Error pericial o ciencia limitada.

- Mala conducta de agentes del Estado.

- Mala conducta del defensor.

Hoy en día no hay un mecanismo de reparación por parte del Estado frente al daño que sufren las personas que siendo inocentes estuvieron en prisión preventiva, y que perdieron trabajo, familia, y hasta prestigio y dignidad frente a la sociedad, por lo que Proyecto Inocente ha incentivado a que parlamentarios y políticos se hagan cargo de un tema que le puede pasar a cualquiera.